¿Utilizas el móvil económicamente?

El móvil representa uno de los gastos mensuales inevitables. Hoy en día no son solo las llamadas y los mensajes textuales, pero sobre todo los datos que nos hacen la vida más fácil, y la vez más cara. ¿Existen maneras de ahorrar en el uso de móvil y al mismo tiempo no limitarse demasiado en el cumplimiento de nuestras necesidades? A continuación te ofrecemos cinco pasos que te ayudarán a optimalizar tus gastos y ahorrar ya en la próxima factura.

Conoce exactamente tus necesidades

Analizar el consumo mensual es el primer paso imprescindible para saber cuál es la situación. ¿Pagas una cuota mensual por llamadas que apenas realizas? ¿O te sobran cinco gigas cada mes porque no logras aprovechar los datos al máximo? Cuenta qué servicios y en qué medida utilizas cada mes y si éstos se adaptan a tu tarifa mensual.

Compara las ofertas

Si ves que según el análisis hecho en el primer paso algo ya no cuadra, piensa en cambiar el operador o, por lo menos, adaptar un poco la tarifa. Existen páginas web especializadas en comparar las ofertas de diversos operadores, algunas de las cuales te ofrecen también los servicios relacionados con el cambio de operador. En tal caso lee atentamente las condiciones para no gastar demasiado en lo que hayas podido hacer tu mismo.

Optimaliza el uso de datos

El truco básico y más importante es no utilizar los datos para descargar o ver vídeos, ya que el streaming normalmente representa el mayor consumo. De esta manera puedes consumir todos los datos mensuales en una sesión. Si por ejemplo tienes planeado un viaje largo y quieres aprovechar el tiempo para escuchar música o ver algún programa, es mejor descargarlo antes de salir de casa, o, esperar a poder conectarse a una red wifi. Acostúmbrate también a apagar los datos cuando no los utilizas y evitar así el consumo adicional.

Aprovecha la wifi cuando puedas

Para descargar aplicaciones o hacer actualizaciones del sistema operativo siempre utiliza la conexión wifi, ya que estas operaciones representan un tráfico de datos enorme. Si no es de todo necesario, espera con las actualizaciones a que estés a casa.

No pagues por aquello que puedes hacer gratis

Enviar los mensajes textuales se ha convertido en hábito, pero hoy en día más que nunca resulta innecesario. Piensa ¿cuántas veces has enviado un mensaje textual al estar conectado a la wifi al mismo tiempo? Si la persona con la que quieres ponerte en contacto utiliza Messenger, WhatsApp o aplicación similar, intenta primero enviarle un mensaje a través de estas plataformas. Hoy en día todo el mundo está conectado todo el día, así que la probabilidad de que te responderá inmediatamente es bastante alta.