Inversiones para principiantes

¿Has logrado ahorrar una cantidad de dinero importante y piensas en invertirla, pero no sabes cuáles son las posibilidades que tienes a mano? El artículo siguiente te ayudará a orientarse entre ellas.

Cuentas de ahorro

La forma más básica de invertir el dinero es la cuenta de ahorro bancaria, también llamada inversión a la vista. Destaca por tener el capital disponible en cualquier momento, lo cual es una gran ventaja, pero por otro lado, los intereses en este tipo de inversiones suelen ser bastante bajos. El menor rendimiento al mismo tiempo significa más seguridad, porque con este tipo de inversiones no se corre gran riesgo (esto no quiere decir que el riesgo no está presente).

Hay que tener en cuenta que el rendimiento y los intereses dependen de la disponibilidad del dinero. Si el capital está disponible inmediatamente, el rendimiento será bajo. Al contrario, si se invierte a plazo fijo, el rendimiento será mayor.

Fondos de inversión

Los fondos de inversión también representan una manera popular de inversión. Básicamente se trata de que varias personas unen sus recursos e invierten juntas. De esta manera se obtienen mayores rendimientos, porque el capital colectivo también es mayor. Los rendimientos de la inversión en fondos de inversión suelen ser atractivos, debido a la combinación de distintos valores e instrumentos de inversión.

Existen dos tipos básicos de fondos de inversión. Los primeros son los fondos de renta variable que se invierten en acciones de compañías que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, de manera que la persona que invierte pasa a ser propietaria de una parte de dichas empresas. Aunque el rendimiento en estos fondos es interesante, el éxito depende de los movimientos del mercado. Los fondos de deuda ofrecen una inversión algo más segura. Estos fondos invierten los recursos en títulos de deuda emitidos por empresas, bancos o el gobierno federal. Básicamente se trata de un préstamo a estas entidades con el fin de recibir posteriormente el capital original más los intereses.

Bienes raíces

Para evitar el riesgo unido a las operaciones financieras, otra opción de invertir el dinero es invertir en bienes raíces, es decir, en terrenos, casas, edificios etc. Es buena forma para diversificar un poco las inversiones (en general se recomienda invertir la mitad del capital en inmobiliarias y la otra en algún tipo de fondos u otros instrumentos de inversión). Esta manera de invertir el capital tiene también sus ventajas y desventajas, por lo cual es muy recomendable aprovechar el asesoramiento de algún experto en inmobiliarias.