Ahorrar en pasatiempos: ¿cómo divertirse sin gastar demasiado?

Tener un bajo presupuesto no significa que no nos podamos divertir. En el mundo frenético de hoy, más que nunca, es necesario saber parar y relajarse un poco. A continuación te ofrecemos varios trucos para poder divertirse sin gastar excesivamente en ello.

  • Integra el ocio en el presupuesto

    Al planificar el presupuesto mensual, destina una cantidad determinada a las actividades de ocio. Por un lado estarás seguro de que te sobrará dinero para poder hacer lo que te gusta, pero al mismo tiempo no te pasarás del límite. Aunque es difícil establecer una cantidad más conveniente, ya que depende mucho del tipo de persona que eres, se recomienda un 15% del presupuesto destinado a la diversión.

  • Quedarse en casa no es lo peor

    Si sueles salir a menudo y pasar tiempo con tus amigos fuera de casa, piensa si es de todo necesario. Muchas veces parece que en casa no nos podemos divertir, pero ¿no es el propósito real de salir el simple hecho de estar con los amigos? Piensa en algún juego colectivo u organiza una cena temática, las posibilidades son infinitas.

  • Escoge un pasatiempo menos costosos

    Está bien ir al cine, pero hacerlo cada semana resulta muy costoso. A lo mejor no tengas que ver todas las películas nuevas. Considera abonar algún servicio que te ofrezca la posibilidad de mirar las películas y series nuevas y paga regularmente menor cantidad en lugar de comprar los billetes de cine individuales. Cada actividad ofrece alguna posibilidad menos costosa.

  • La cultura gratis

    Si te gusta visitar galerías y museos, infórmate de los posibles descuentos (para estudiantes, personas mayores, familias, grupos etc.) y aprovéchalos. Muchas instituciones culturales ofrecen también exposiciones gratuitas o, si no, por lo menos hay aquellas que varias veces al año abren sus puertas a los visitantes de forma gratuita.

  • También hay conciertos o estrenos de teatro que se hacen en diversas ocasiones al aire libre y gratuitamente, solo hay que buscarlos.